56% de mujeres sufren violencia

DIANA DELGADO / C. ANGÓN / V. DURÁN / C. RAMÍREZ / REDACCIÓN Publicada el 25/11/2013

Altar en memoria de las mujeres asesinadas en el estado. Foto: Archivo

Más de la mitad de las mujeres mayores de 15 años en Guanajuato han sido víctimas de algún tipo de violencia.

En el estado, 56 de cada 100 mujeres de 15 años y más han padecido algún incidente de violencia, ya sea por parte de su pareja o de cualquier otra persona, detalló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) mediante encuestas realizadas en 2011.

Es en el ámbito de las relaciones más cercanas donde se extiende más la violencia en contra del género femenino, ya que según el INEGI, las agresiones provienen principalmente del esposo, pareja o novio.

Las mujeres que están o estuvieron casadas o unidas son las principales víctimas, alcanzando a dos de cada cinco de ellas (41.6%). Entre las mujeres que han sostenido al menos una relación de noviazgo o pareja, 31.9% fueron agredidas por su actual o último novio o pareja.

En cuanto a actos de violencia producidos por desconocidos en contra de mujeres, 40 de cada 100 mujeres los ha experimentado.

En la violencia contra mujeres casadas, los datos arrojaron que las agresiones que más experimentan las mujeres son de carácter emocional: 36.1% ha sido sometida, al menos una vez, a insultos, amenazas, humillaciones y otras ofensas de tipo psicológico.

A éstas les siguen las de tipo económico (20.9%), tales como el control o el chantaje, mientras que las agresiones físicas abarcan 4.9% y las sexuales 6.1% de las agresiones en el estado.

Sin embargo, estas dos últimas no ocurren como actos aislados y regularmente se presentan acompañadas de otras agresiones.

Según las estadísticas, en cuanto a agresiones físicas, 48.7% de las mujeres casadas las ha sufrido en una ocasión, mientras que 5.9% las ha padecido por más de cinco ocasiones.

La violencia física moderada se refiere sólo a un acto violento como empujones o jalones; la física grave es una combinación de golpes con las manos o con algún objeto, junto con otras agresiones físicas como empujones, que la haya amarrado o pateado.

Y la violencia física muy grave o extrema contempla la que pudo poner en riesgo la vida de la mujer, como el intentar ahorcar o asfixiar; agresiones con cuchillo, navaja o con arma de fuego.

Tan sólo en 18.6% de las mujeres que reportaron violencia física presentaron agresiones moderadas; y en ocho de cada 10 mujeres, se trató de violencia física grave y muy grave; es decir, 218 mil víctimas.

En caso de mujeres cuya vida estuvo en riesgo a causa de violencia extrema, se estima que ascienden a poco más de 64.6 mil. De acuerdo con el INEGI, en Guanajuato cerca de tres de cada cien mil mujeres mueren por agresiones intencionales.

De igual manera, las mujeres que trabajan presentan mayores índices de violencia de pareja en todos sus tipos, alcanzando a casi la mitad de las mujeres que trabajan, 47.3%.

Respecto a los abusos de carácter sexual, de acuerdo con las estadísticas del INEGI, en total 291 mil mujeres en Guanajuato enfrentaron violencia física y/o sexual, en su mayoría mujeres casadas.


Atropellos laborales


El ámbito laboral representa el tercer espacio donde se violentan los derechos de las mujeres; un cuarto del total de las asalariadas (25.6%) que trabajaron durante 2010, enfrentaron actos de discriminación en el trabajo.

Despido, reducción de salario por edad o estado civil; menor salario, prestaciones u oportunidades para ascender que aquellas que tuvieron los hombres en sus centros de trabajo; y la solicitud de prueba de embarazo como condicionante para su ingreso o permanencia son algunos de los actos de discriminación.


Matan cada vez más mujeres

Los asesinatos a mujeres se han triplicado en Guanajuato en un lapso de siete años.

En 2006 se registraron 24 homicidios en el estado, mientras que durante 2013 ya van 67 mujeres asesinadas, de acuerdo con un conteo de los casos realizados por AM.

Los asesinatos de mujeres fueron en aumento y según estadística de la Procuraduría General de Justicia en Guanajuato, en 2012 fueron asesinadas 54 mujeres en el estado.

Durante 2013, en León han ocurrido 17 homicidios de mujeres. El último se registró hace un mes cuando la víctima, de 33 años, fue agredida a balazos mientras estaba en su camioneta.

Los hechos ocurrieron a unos metros de un antro ubicado sobre el bulevar Hidalgo.

El año pasado, de acuerdo con un conteo de AM, siete mujeres fueron asesinadas, por lo que el incremento de 2013 en León es mucho más alto del que se ha producido en el conjunto del estado.

En Guanajuato, el asesinato más reciente en el estado ocurrió el 18 de noviembre, en un hotel del Centro de Irapuato.

La necropsia de ley definió que la víctima fue golpeada y estrangulada con una agujeta.

En 2006 en todo el estado ocurrían en promedio 1.6 homicidios de mujeres cada mes, mientras que en 2013 han sido hasta ahora seis mensualmente los casos.


De los que menos:   INEGI


Guanajuato era hasta 2011 el séptimo estado con menos tasas de muerte por homicidio, por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con los datos del INEGI.

El Instituto no ofrece cifras más actualizadas.

De acuerdo con la medición, Guanajuato tuvo ese año una tasa de 2.2 mujeres muertas por cada 100 000 habitantes, la misma que Puebla.

Tasas menores tuvieron Tabasco (2.0), Hidalgo (2.1), Campeche (2.1), Querétaro (1.9), Chiapas (1.0) y Yucatán (0.7).

El estado con la tasa más alta fue Chihuahua, con 22.7 mujeres muertas por cada 100,000 habitantes.

Registro nacional

Tasa de muertes por homicidio por año y entidad de ocurrencia según sexo (mujeres), 2011, por cada 100,000 habitantes

Chihuahua     22.27

Guerrero  10.4

Nayarit  9.7

Nuevo León  9.5

Sinaloa  7.9

Durango  6.9

Baja California  6.0

Colima  5.0

Morelos  4.7

Tamaulipas  4.6

Promedio nacional  4.6

México  4.4

Coahuila  4.2

Oaxaca  3.9

Sonora  3.8

Veracruz  3.8

San Luis Potosí  3.7

Michoacán  3.5

Quintana Roo  3.2

D. Federal  3.0

Jalisco  2.8

B. California Sur  2.7

Tlaxcala  2.6

Zacatecas  2.4

Aguascalientes  2.4

Puebla  2.2

Guanajuato  2.2

Tabasco  2.0

Hidalgo  2.1

Campeche  2.1

Querétaro  1.9

Chiapas  1.0

Yucatán  0.7


Consideran 2013 como el peor año

El año 2013 ha sido el más violento contra las mujeres en Guanajuato en los últimos trece años, aseguró la directora de la Asociación Civil “Las Libres”, Verónica Cruz Sánchez.

Hasta hoy, Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, en la entidad se han cometido 68 feminicidios, según Verónica Cruz.

“Guanajuato está hoy con mayor número de feminicidios a nivel nacional en lo que va de 2013, y 2013 es el año más violento contra las mujeres y lo muestra la expresión máxima de la violencia contra las mujeres, que es el feminicidio”, dijo.

La directora del Centro “Las Libres” aseguró que la violencia contra las mujeres se está incrementando en brutalidad, en número y en extensión de edad; es decir, hoy las niñas, las adolescentes y las jóvenes también están siendo asesinadas.

Ante esto, resaltó que el Gobierno en Guanajuato debe dejar de justificar su falta de resultados frente a la violencia contra las mujeres diciendo que es un problema cultural.

“No pueden seguir diciendo que cambiar la cultura significa que cada papá y cada mamá de forma aislada sin que lo aprenda de forma institucional y estructuralmente sean responsables de que sus hijos no sean violados o no violen a las niñas”.

“Es el estado fundamentalmente el responsable porque tiene que educar a una nueva sociedad, hoy el Estado tiene que hacerse cargo de educar a los hombres para que dejen de ser violentos y eso no lo empieza a hacer todavía (…)”, añadió Cruz Sánchez.

Además, dijo que en materia educativa el Gobierno tampoco ha impulsado la protección y los derechos de las mujeres.

“La reforma educativa no tiene que ver con lo que es esta realidad social, que es educar a los niños en perspectiva de género y prevención de la violencia, del abuso sexual infantil”.

Según datos de esta asociación civil, en Guanajuato seis de cada diez niñas son abusadas sexualmente en sus hogares.

Verónica Cruz aclaró que además de que esta cifra es preocupante, el delito de abuso sexual en menores para las autoridades estatales no es grave “no se está castigando y por lo tanto no previniendo y atendiendo esa problemática”.

“En Guanajuato, para la problemática del abuso sexual infantil no hay un solo trabajo serio para prevenirlo, hablar por lo menos de la violencia sexual, hablar de sexualidad dentro de las casas, de las escuelas, es un tema pendiente”, lamentó.

Actualmente las mujeres que soportan ser agredidas fueron víctimas de violencia sexual infantil en sus hogares, y a pesar de que pasaron muchos años no se atreven a denunciarlo.


Registran 11 ataques

En vísperas del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, las autoridades revelaron que entre el sábado y domingo recibieron 11 denuncias en Irapuato, Salamanca y Pénjamo, por mujeres que sufren de violencia por parte de su pareja o de su esposo.

Claudia Elizabeth Mota Ávalos, directora de Impugnaciones de la Subprocuraduría de Justicia de la Región “B”, refirió que es uno de los fines de semanas con más denuncias por este delito.

Las 11 denuncias ya fueron entregadas a la Unidad de Investigación del Ministerio Público adscrita a Violencia Intrafamiliar de esta Subprocuraduría.

En datos, las denuncias son interpuestas entre mujeres con edades de entre los 20 y 40 años de edad.

La violencia se da en todos los estratos sociales, pero el foco de alerta en una de las quejas, es que la afectada denunció que su esposo, aparte de golpearla la quiso estrangular con las manos, pero consiguió defenderse.

En la mayoría de las denuncias, el alcoholismo por parte del acusado, es el factor que desencadena la violencia en el hogar, así como los celos.


‘Yo ya conocía cómo era’

Guadalupe Lozano, que tiene 61 años, todavía se estremece al recordar el estado de tensión y miedo bajo el que vivió por muchos años y que se niega incluso a reconocer abiertamente.

“¿Que si me golpeaba mi esposo? Sí... bueno no... es que él tomaba y se ponía agresivo y a todos nos gritaba. Yo ya conocía cómo era, por eso mejor corría a esconderme con mis seis hijos porque estaban chiquitos, pero nunca me zarandeó feo, fue poquito pero porque estaba tomado”, platicó la mujer, habitante de una de las rancherías de Romita.

Preguntas como “¿le dejó moretones?” o “¿entonces sí le levantó la mano?”, son respondidas con leves meneos de cabeza de asentimiento, pero acto seguido su voz lo negaba diciendo que su matrimonio fue normal y todo acabó cuando su esposo enfermó a causa del alcoholismo.

“Él dejo de gritar y de portarse mal cuando se enfermó por tomar tanto, como se enfermó de los riñones por tanto tomar le daban unos dolores horribles y ni se podía mover, por eso dejo de tomar y después ya no nos hacía nada”, dijo la señora, envuelta en sus recuerdos.

Aunque abiertamente no acepto haber sufrido el yugo de la violencia intrafamiliar, ella sí reconoció que entre sus conocidas había más historias de mujeres que soportaban lo que fuera.

La explicación, que “así les habían enseñado a cómo ser esposas”.


Triste herencia familiar

Guanajuato padece una cultura machista que se perpetúa por la transmisión de valores en los hogares, señaló el catedrático Ricardo Contreras Soto.

“Este estado en sí es machista por excelencia, en donde el hombre generalmente es el que toma las decisiones dentro del hogar, el que aporta y se hace cargo de todo, mientras que al mismo tiempo minimiza el papel de las mujeres que además de trabajar, aportan, miles, al ser amas de casa y servir en su hogar y con sus hijos”, opinó Contreras Soto, antropólogo social de la Universidad de Guanajuato.

Agregó que esto es un problema generacional, pues lo que ven los hijos lo reproducen al alcanzar la madurez y llegar a hacerse cargo de su propia familia, pues dentro de ésta es donde se dan, aprenden y aplican los valores, más que en la misma escuela.

“Los padres son un modelo de conducta a seguir, antes incluso que la escuela está el aprendizaje en las familias y dentro de la misma se puede mejorar esto que si bien ha mejorado con el tiempo, falta mucho por hacer, pues es parte desafortunada de la cultura de los mexicanos”, subrayó.

De acuerdo a un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud, se han registrado más de 10 tipologías diferentes de violencia de género.

Aunque éstas varían dependiendo de las diversas culturas y regiones del mundo, la violencia física y emocional son algo que casi todas comparten.

Deja tu comentario

Nos reservamos el derecho de publicar aquello que contenga comentarios ofensivos o lenguaje no apropiado para todos nuestros lectores.

El respeto para AM siempre es importante.

Nombre
Correo
Escribe tu comentario
Te quedan 300 caracteres.
Ana Muñoz
25/11/2013
y lo peor de todo es cuando requieres ayuda en alguna dependencia te atienden mujeres y ellas también te tratan mal piensan que estas mintiendo o te regañan como hacerle entonces si ya nos dimos cuenta que se trata de suerte que alguien te ayude o de plano pedirle a Dios que te libre de todo eso

2    0
Ana Muñoz
25/11/2013
y lo peor de todo es cuando requieres ayuda en alguna dependencia te atienden mujeres y ellas también te tratan mal piensan que estas mintiendo o te regañan como hacerle entonces si ya nos dimos cuenta que se trata de suerte que alguien te ayude o de plano pedirle a Dios que te libre de todo eso

1    0