Un libro te está esperando

Gato por liebre

La importancia de las palabras en la deliberación pública. ¡Saludos afanosos! El autor Mauricio Merino trata en su libro (yo, en lo personal, lo considero como un ensayo valioso y oportuno para el tiempo político que estamos viviendo), la importancia de las palabras.
lunes, 12 de febrero de 2024 · 08:00

La importancia de las palabras en la deliberación pública.

¡Saludos afanosos! El autor Mauricio Merino trata en su libro (yo, en lo personal, lo considero como un ensayo valioso y oportuno para el tiempo político que estamos viviendo), la importancia de las palabras. 

 

Don Mauricio Merino trata de orientarnos para que la clase política no nos enrede y nos cuidemos de no aceptar gato por liebre. El editor como siempre, tiene la responsabilidad de adentrarnos en lo que encontraremos en las páginas del libro (son 192). El editor inicia con una aseveración muy clara: “ESTE LIBRO HABLA SOBRE CÓMO SE HA PERVERTIDO EL LENGUAJE POLÍTICO CON LA 4T. GATO POR LIEBRE, parte de la convicción de que los regímenes políticos más poderosos han sido aquellos capaces de crear palabras y modificarlas a placer, ya sea para recrear la realidad, ignorarla o bien para domarla: he ahí la piedra basal de cualquier dominación y a la postre, del totalitarismo. 

 

Pero también sabemos que eso es cierto hasta que brotan las que contradicen: las que se oponen a lo dicho. Por eso, la mejor defensa contra los excesos del poder -quizás la única- es volver a las palabras. Si con ellas hemos sido sometidos, con ellas seremos liberados. 

 

De eso trata este libro: escombrar entre las palabras que colman el mito del poder y cuyo significado se ha puesto al servicio de quienes las pronuncian para establecer y prolongar su dominio sobre los demás. 

 

Con esta premisa, el autor recorre los vocablos que mayor tortura han sufrido en los últimos años, y nos recuerda el significado real que tienen o deberían tener. ES UN ACTO DE RESISTENCIA CÍVICA: UNA BATALLA EN EL FANGOSO TERRENO DE LAS LETRAS. 

 

En el índice del libro están escritos los conceptos que el autor analiza y nos advierte cómo hábilmente saben usar su lenguaje político, palabras que nos hacen creer que nos darán liebres que en la realidad son gatos. Atinadamente el mandatario nacional pregona: “Yo tengo otros datos”. Las palabras fueron inventadas para comunicarnos. Podemos con ellas decir verdades o mentiras o usarlas como falacias. 

 

El político (con honrosas excepciones) al amparo de su poder que se le ha conferido, para él “solo existe lo que dice”. Lo que sigue está tomado del libro y sería conveniente que usted lector le ponga mucha atención: “Si se mira con cuidado, no hay poder más grande que el de las palabras. Crearlas y modificarlas es un privilegio. Los poetas las vuelven metáforas y ritmo, lo dijo y lo dejó escrito Octavio Paz. Lamentablemente los dueños del poder las usan para dominarnos y saben modificarlas a placer... Por eso, la mejor defensa que tenemos contra los excesos del poder - y quizá la única -es la vuelta a las palabras. SI CON ELLAS ESTAMOS SIENDO SOMETIDOS, CON ELLAS SEREMOS LIBERADOS”.  Nos leeremos en la próxima. 

 

El Pilón Filosófico: “Es nuestra responsabilidad DISTINGUIR cuando nos ofrecen gato por liebre”. 

Editorial: Debate. Precio: $269. Capturista: Mónica Caballero.

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

Opinin